costura



domingo, 28 de noviembre de 2010



No me lo puedo creer, pero he terminado el hardanger, tenía mucho miedo, no quería estropear todo el bordado, pero, al fin, me he decidido y aquí está. En un lado corté unos hilos por donde no debía, pero al final lo he podido arreglar. No me ha quedado muy bien, pero lo más importante es que le he perdido el miedo y me voy a lanzar a realizar más bordados de este tipo.

Con éste, concretamente, solo me falta lavarlo y ponerle los abalorios y a enmarcarlo.

1 comentario:

Muchas gracias por tus comentarios